Salta

En Medio del Merengue

En medio de este barullo, NOS, representantes de un pueblo poco popular, de una Nación desnacionalizada, de una Argentina con la plata desvalorizada y al borde de la dolarización

 EL ILUSIONISTA DE SALTA.- Dejando de lado el tango “Cambalache” este mundo está más desquiciado que nunca. Las dictaduras de cualquier mano y factor se pavonean por las Naciones Unidas y amenazan irresponsable e irrespetuosamente la paz planetaria.

El Imperio tiene por emperador a un personaje que rebosa en xenofobia, machismo y soberbia. Sus enemigos mortales, para colmo de males, no discrepan en apelativos similares ya que Corea del Norte, Rusia, Irán y China no son precisamente un paraíso de la libertad ni de los derechos humanos.

Nuestra América del Sur está al borde del colapso moral haciendo alarde tanto en Ecuador, Venezuela, Honduras, Brasil, como en nuestra pobre Argentina de una Justicia que dista mucho de ser justa.

En medio de este barullo, NOS, representantes de un pueblo poco popular, de una Nación desnacionalizada, de una Argentina con la plata desvalorizada y al borde de la dolarización.

Nos, habitantes de un país desequilibrado, macrocefálico, muy poco republicano o casi nada, con una justicia afianzada en encarcelar a los pobres y/o ladrones de gallinas y dejar que los ricos se sigan llevando nuestras riquezas a paraísos fiscales (últimos paraísos que quedan).

Nos, con la paz interior al borde de un ataque de nervios o mejor dicho estresada y con mucho pánico.

Nos, que de bienestar general ya no tenemos idea, con tanta grieta, desigualdad social y prejuicios.

Nos, que no podemos asegurar el futuro de nuestros hijos con la contaminación, deforestación, cambio climático y toda la caja de pandora abierta por los insaciables de siempre.

Nos, que abrimos la puerta a todo el mundo pero también a narcotraficantes, violadores, espías de toda laya, filibusteros, contrabandistas y payasos de películas de terror…

Nos, que ya no invocamos ningún dios, sin religión ni tabú, sin más referencia que la esperanza.

Nos… los del fin del mundo (como nos llama Francisco) en medio de este merengue sin huevos, establecemos que:

 

1) Argentina por más que la depreden, desbasten y desprestigien es el mejor lugar de la tierra.

2) Que no hay mejor momento que el actual para empezar a mejorar.

3) Que podemos estar orgullosos de nuestra historia si denunciamos las mentiras y enarbolamos las verdaderas causas que nos condujeron a ser libres y soberanos.

4) Que todas nuestras frustraciones son parte de un camino que nos debe llevar a la Patria soñada por nuestros fundadores.

5) Que el éxito no es la clave de la vida, sino ser útiles a los demás es la clave del éxito.

6) Que la solidaridad es la verdadera imagen de nuestro país y no la estúpida razón de albergar delincuentes.

7) Que al margen de ser el granero del mundo somos el conocimiento, las universidades y la creatividad misma.

8) Que albergamos todas las razas, todos los credos, todas las culturas… somos los más genuinos seres humanos.

9) Que los de afuera son de palo y que ya hartos de la grieta, nos manifestamos a favor de que los hermanos sean unidos como ley primera.

10) Y que si alguien tiene alguna duda de lo manifestado, sepan que los argentinos con su base en la india-afro-gaucha-y mestiza condición, no nos rendiremos nunca jamás a nuestros ideales y sueños.

Por: José De Guardia De Ponté

 

José de Guardia de Ponté

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: