Salta

Miguel Isa: «A Dios rogando» y a la hija negando?

Fuerte reclamo de partenidad a Miguel Isa, por la redes.

Mientras la calurosa tarde caía llevándose con sus últimas luces otra Fiesta del Milagro más, frente a las Sagradas Imágenes y tal como viene ocurriendo desde hace centurias, Pueblo, Curia y Gobierno renovaban el Pacto de Fidelidad, cuyos párrafos animan a transitar el camino de la Verdad.

Si bien la Verdad es para “todos los hombres de buena voluntad” (Lc. 2-14), pareciera que algunos no han sido alcanzados plenamente por el Amor filial que el Padre tiene a cada ser humano sobre la Tierra, y que por carácter transitivo, éstos deben profesar a sus hijos.

Siempre se ha dicho que hay “hijos y entenados”, pero también pareciera que hay “abandonados”, como sugiere un posteo aparecido en las Redes sociales mientras se rezaba el Pacto de Fidelidad y las cámaras tomaban la imagen de un Miguel Ángel Isa con rostro contrito y gesto de oveja perdida y hallada por el Señor.

Quien lo habría hallado en realidad, sería la madre de una hija que le reclaman haber desconocido durante estos últimos doce años, al decir de la publicación de marras. La mujer, en un acto de nobleza, antes que furia, se conduele de la miseria espiritual de un ser que estaría negando a su propia hija.

El cargo supuesto de negar una hija, le viene acompañado al precandidato a gobernador, Isa, con un pedido de ayuda por la salud de esa criatura, que es la verdadera causa que parece motivar la exposición de una mujer que ha guardado durante doce años un digno silencio, solamente perturbado ante una lógica desesperación de madre.

Para peor, la invocación religiosa comienza citando el pasaje evangélico de Marcos 8,21-43 que dice: “Y la niña comenzó a caminar”.

De ser cierta la demanda publicada a Miguel Isa y éste fuera sincero en su cristianismo, ahora debiera protagonizar dos hechos liberadores para su alma: dejar salir la Verdad a la luz y “ayudar a caminar” en la salud.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: