Salta

Visita de Macri: El cura Méndez dividió a la Curia, para algunos «es un fanático exaltado»

Las declaraciones del Presbítero Raúl Méndez rechazando la participación del presidente Macri en la Procesión dividieron al clero de Salta

EL ILUSIONISTA DE SALTA-(Redacción).-Con motivo del anuncio de que el presidente de la nación, Mauricio Macri, asistiría a la Procesión del Señor y la Virgen del Milagro, el núcleo más reaccionario de la Curia se alertó y puso en movimiento sus palancas internas de poder para medir fuerzas.

El que salió a la palestra como Pedro con espada en mano, fue el presbítero Raúl Méndez, quien en uso de algún supuesto don de profecía llegó a predecir que esto “puede provocar la lógica reacción” y que la presencia del Primer Magistrado “empañará la Fiesta de los salteños”.

Las palabras de Méndez como la vara de Moisés, partieron las aguas del clero salteño en dos y rápidamente se alinearon los que están con él, la mayoría curas filosocialistas y ligados a los movimientos populares, pequeño milagro obrado en Méndez quien se ha vanagloriado siempre de sus amistades y cenas en el Club 20 de Febrero, y aquellos de paladar negro conservador o liberal –que es lo mismo- y los que son “antiK”.

Puertas adentro, una personalidad que frecuenta la “mesa chica” del Arzobispado de Salta confió a este Medio que “en esta Méndez está solo, no lo acompañan ni siquiera sus más allegados”. La misma fuente tuvo expresiones para calificar a su par en el sacerdocio que el respeto a las buenas costumbres nos impide publicar.

La misma fuente agregó que: “Le ganó el deseo de tabla… ya que Mitra no puede” y apuntó también que “Se olvida Méndez que estuvo muy contento con Macri el día que vino para inaugurar el Museo de Güemes y él realizó la bendición. ¿Por qué no dijo nada entonces y habla ahora que hay elecciones?”

El mismo “Ministro de la Eucaristía” que pidió mantener su nombre en reserva, agregó que: “Éste se olvida (sic) que tuvimos en la Procesión a tipos como Oyarbide, vedetongas famosas y hasta el mismo Videla participó”.

Mientras los clérigos gastan sus activos pastorales en renuncios humanos, allá afuera, hay una humanidad apetente de amor, de consuelo y de caridad.

En lugar de asumir conductas públicas por razones políticas, más sano sería que alguna vez se comprometieran en verdad con su ministerio, no sea cosa que alguna vez, “como el ladrón que llega en la noche”, venga el Señor y los corra nuevamente a latigazos del Templo.

Foto Videla: Crédito Ramiro Caro Figueroa

www.elilusionistadesalta.com

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: